De paseo por... Girona!

Nunca antes había estado en Girona y este año me he aficionado (gracias a Mariona y Sylvana!). Sí, tengo que confesar que me he enamorado de la ciudad y de la provincia, por supuesto! Si nunca habéis estado en Girona o en la Costa Brava, apuntadlo en vuestra agenda para vuestro próximo viaje! Es un MUST! Lugares increíbles, naturaleza, museos, se come riquísimo, hay ambientazo, vuelos económicos... Qué más se puede pedir a una escapada?
Girona es una ciudad perfecta para un fin de semana porque es pequeña como para recorrer todo el centro a pie. Ah! Recomiendo zapato plano y cómodo porque muchas calles del centro son empedradas y los tacones no pegan…! ;) Yo recorrí la ciudad con unos slippers nuevos de HM bastante atrevidos para mi estilo, pero me hicieron gracia y dan un toque de color a cualquier look! Tuvieron la aprobación vía Whatsapp de mi amiga Luli! No tengo a mis amigas fashionistas cerca para hacer de personal shoppers, pero gracias a las tecnologías me ayudan en estas importantes decisiones... Jajaja!
El centro de Girona tiene mucho encanto y muchísimos rincones ideales: callejuelas, edificios, los puentes, patios... Los fans de la fotografía van a encontrar miles de opciones, sobre todo si van en “Temps de Flors”. En el mes de Mayo, la ciudad recibe la primavera llenándose de flores: calles, monumentos, patios, escaparates… Toda la ciudad se convierte en una gran galería de arte en la que todas las obras tienen un componente floral. Justo el fin de semana que yo fuí era el primero de “Temps de flors” y la ciudad está aún más bonita si cabe, como podéis ver en las fotos! Es un evento que atrae a muchísimas personas, así que si no os gustan las multitudes, mejor ir cualquier otro fin de semana!
 
Para comer/cenar os voy a recomendar dos sitios en el casco antiguo: Café Le Bistrot y Mon Oncle, porque aunque supongo que a todos os gustaría, como yo, no vaís a poder permitiros ir al Celler de Can Roca... ;) 
El primero es un sitio muy típico de Girona, situado en la escalinata de Sant Martí (en las fotos está decorada con unas mariquitas gigantes monísimas). Suele estar lleno, pero podéis esperar tomando una cerve o un vino en la terraza o en la barra porque no tardan en daros mesa. La comida es casera y tradicional (probad las pizzas de pan pagés) y muy bien de precio. La decoración es modernista, algo afrancesada (con suelos hidráulicos que ahora están tan de moda!) y ambiente bohemio, acogedor y animado a la vez. Es perfecto para una cena rica antes de salir de marcha!
Mon Oncle es un local nuevo, en la calle Mercaders, con una terraza muy mona en una placita. La carta es básicamente mediterránea,  con toques fusión y eco. Incluso los vinos son ecológicos. Se come rico, el sitio es agradable y tuvimos que ir dos veces para conseguir comer allí, porque suele estar lleno y eso es siempre una buena señal! 

Si, de todos modos, os habéis quedado con el "gusanillo" de ir a Can Roca, podéis ir a alguno de sus otros restaurantes o (y aquí no hay excusas de presupuesto) ir a tomar un helado a Rocambolesc, en la calle Santa Clara, y probar el de manzana al horno... Mmmm!!! Habrá cola, pero sed pacientes, merecerá la pena!
Y, aunque os parezca rara esta recomendación en Girona, tengo que mencionar restaurante gallego Esconxuro. Es un restaurante pequeñito, céntrico y donde sirven comida gallega “de verdad”. Muy rico todo, buen precio, buenos vinos… Tenéis que ir si estáis por el centro con ganas de pulpo, lacón, carne…!

Después de tanto comer y comer, hay que seguir con el paseíto y no os podéis perder la Catedral (ESPECTACULAR!), la Rambla donde podéis hacer una gymkhana y jugar a encontrar el famoso mapa de París y un vampiro que hay escondido en uno de los arcos (por lo visto encontrarlo da suerte a los enamorados). Muy cerca está la plaza más pequeña del mundo, la Plaça dels Raims. No es que sea bonita, pero tiene su gracia!
Paseo por la Rambla decorada para Temps de Flors
Por supuesto, tenéis que dar un paseo por la orilla del río Oñar e ir al puente Eiffel (como véis es una ciudad muy parisina!) y, por último, si Girona os ha gustado tanto como a mí y queréis volver, tenéis que ir a ver a "la lleona" y seguir las instrucciones... Es otra divertida leyenda y conmigo funcionó! ;)
Se me olvidaba! En Girona hay MUCHA marcha y MUY divertida! No recuerdo los nombres, pero para empezar cualquier sitio de la calle Josep Canalejas (a orillas del río) y de ahí... dejaros llevar! 

PD: No puedo recomendaros ningún hotel o similar, porque siempre me han acogido en casa del "avi" :) , pero he visto que en Airbnb hay casas súper chulas!

1 comentario:

  1. A ver si vuelvo a Girona con las recomendaciones!

    ResponderEliminar